5 abril, 2018

Psicoterapia

psicoterapia

Psicoterapia Individual

La psicoterapia individual supone un encuentro entre dos personas en el que abordar aquellas cuestiones que inquietan a quien consulta.

La persona que solicita un proceso terapéutico comienza un itinerario hacia su interior en el que la/el terapeuta es una/un guía fundamental para poner luz en las zonas oscuras, dando lugar a un viaje de autoconocimiento y orientación de los propios recursos, apoyándose en las técnicas gestálticas que nos definen y, sobre todo, en la actitud de máximo respeto y ausencia de juicio característica de nuestra orientación.

Una psicoterapia individual tiene, entre sus finalidades, que la persona se haga consciente de lo que piensa, siente y hace. En el desajuste de esas tres acciones se originan los dolores y bloqueos vitales que suponen conflicto y derivan en sufrimiento emocional, justificando la búsqueda de ayuda terapéutica.

El objetivo de todo proceso terapéutico es dotar a la persona de herramientas para manejar, de una manera creativa, los recursos con los que cuenta. En Gestalt perseguimos la integración y fomentamos la responsabilidad, entendiendo que cada quien es agente activo en lo que se refiere a la manera de dotar de sentido y de significado sus distintos momentos vitales y gestionar los períodos de crisis.

Acompañamos a la persona por un camino no previamente acordado, sino co-creado en el espacio terapéutico. Facilitamos las respuestas a los conflictos emocionales que traen quienes buscan ayuda psicoterapéutica. Invitamos a bucear en lo intrapsíquico, para encontrar los asuntos no resueltos y hallar las respuestas a los dolores y conflictos no nombrados.

Pretendemos resolver los asuntos pendientes y asimilar las experiencias poniendo conciencia en la resignificación de los acontecimientos del pasado que no se pueden cambiar. De este modo, promovemos estrategias más adaptativas y menos desajustadas en lo que al grado de bienestar de la persona se refiere en su momento presente. Buscamos que se sienta más competente para afrontar las vicisitudes de la vida.

Cuando se es consciente de un desajuste, siempre es más fácil abordarlo y verlo desde otra perspectiva, incluso cuando no se resuelve definitivamente.

El objetivo de la psicoterapia es el alivio del dolor emocional y el aprendizaje en lo que a la gestión de los sentimientos y emociones se refiere. Buscar la congruencia entre lo que se siente, se piensa y se hace, es una acertada manera de describir el discurrir de un proceso de autoconocimiento, desde la orientación gestáltica.

Coordina: Carmela Ruiz de la Rosa
Entrevista de encuadre: 91 344 05 85 / info@gpyf.es.

Psicoterapia de PAREJAS

Psicoterapia de parejas

La terapia de pareja, o terapia vincular afectivo-sexual, permite aprender herramientas nuevas para gestionar las situaciones que estén generando conflicto en el vínculo, haciendo hincapié en el mundo emocional de cada parte, facilitando la comunicación y desarrollando maneras de escucharnos y entendernos desde el reconocimiento mutuo y la aceptación de nuestras diferencias.

Resulta importante entender cómo cada persona participa en la construcción de la dinámica relacional, aportando cualidades nutritivas para la misma y también aspectos que la dañan.

La terapia nos ofrece la posibilidad de indagar en las dificultades de nuestras relaciones sentimentales para poder desarrollar mayores niveles de conciencia dentro de las mismas, poder mejorar nuestros vínculos, observar cuán de posibles son y resignificarlos en función de las necesidades y de los cambios que se vayan dando en el histórico de la relación; pudiendo también gestionar la posible separación y despedida de una forma respetuosa.

Permite, así mismo, ampliar la comunicación, la escucha activa, conocer el impacto que tiene cada carácter en el/los vínculo/s, resolver asuntos pendientes si los hubiera, abrir nuevas vías de resolución que quizás estén sin explorar en los conflictos que se estén dando, etc.

Entendemos por vínculos afectivo-sexuales relaciones monógamas, poliamorosas, etc. También, relaciones en las que la afectividad puede tener mayor presencia que la sexualidad (incluso ser un vínculo asexual) o donde la sexualidad tenga un papel principal. En definitiva, ampliamos el concepto de relación en función de la variedad de vínculos sexo-afectivos que existen en nuestra sociedad.

Coordina: Equipo GPyF
Entrevista de encuadre: 91 344 05 85 / info@gpyf.es

Psicoterapia de GRUPO

Niñ*s y adolescentes

Psicoterapia de Grupo

La Terapia Gestalt como terapia humanista que es, concibe a lxs niñxs desde una perspectiva optimista, es decir cree en sus potencialidades y en su tendencia innata a la salud y al crecimiento. Cuando a una niña o niño le traen a terapia es porque esta tendencia se fractura; hay algo (situación conflictiva, una pérdida…)  o alguien que se lo impide.

Nosotras, como gestaltistas, trabajamos desde una concepción holística del niñx, es decir, tenemos en cuenta tanto el desarrollo cognitivo-evolutivo como el desarrollo psico emocional y social. Esta   concepción del niño y la niña es lo que hace que la T. Gestalt no se ocupe exclusivamente del síntoma, no es una terapia que sólo quiera curar tics, ni miedos diversos o conductas de aislamiento… su objetivo es tratar de favorecer el desarrollo integral de nuestra y nuestro niño. El síntoma es sólo una manifestación de que “algo” ocurre internamente,  y ese “algo” ha  bloqueado la tendencia a un  crecimiento sano y esperable.

Todos los principios de la T.G. cobran sentido en el trabajo terapéutico con peques: darse cuenta, aquí y ahora, figura y fondo, contacto, polaridades, ciclo de necesidades…

Las técnicas gestálticas  se ponen en marcha a través del juego, dramatizaciones, caja de arena, cuentos… y cualquier otra técnica que ayude a nuestrxs peques a “sacar” a la luz los conflictos internos y poder gestionarlos de una forma más lúdica, sana, creativa; recuperando así la tendencia que tienen, tenemos, de actualizarnos y  desarrollarnos como personas ”íntegras”.

Para nosotras, como terapeutas, la niña y el niño merecen todo nuestro respeto y consideración.  Tratarlx así es tenerlx en cuenta, es no invadir, no agredir ni ridiculizar, no pasar por encima de él o de ella… Es ofrecerles experiencias en las que, por un lado  puedan vivenciarse segurxs, competentxs, protegidxs… y a la vez,  que les ayuden a ampliar la autoimagen, a quererla y respetarla.  Se trata de  estar con todos nuestros sentidos en “su mundo” , expresando también nuestros sentimientos.  Si para nosotras es importante lo que haga, diga, construya, sienta, piense o le preocupe… para ella y para él también será importante lo propio, construyéndose así “un pasa manos” que le ayude, sostenga,  en su desarrollo psicoemocional y social.

Coordina: Carmen Velamazán
+Info: 91 344 05 85 / info@gpyf.es

Jaque a la masculinidad

Psicoterapia de Grupo: Abordaje gestáltico y feminista

Objetivos: Indagar en el cómo nos hemos construido en tanto que hombres, y cómo nos condiciona en nuestra manera de relacionarnos con otras personas. Este abordaje se realiza desde el grupo, los feminismos, lo personal y el respeto a los procesos personales.

¿Para qué intervenir desde la Gestalt? La Gestalt ofrece una amplia gama de técnicas que dan información de las vivencias personales, buscando darnos cuenta de cómo hacemos en el presente para así responsabilizarnos y realizar un cambio.

Nuestro enfoque:

  • Grupo de hombres: La terapia en grupo potencia el proceso personal ya que los participantes del grupo son un espejo de lo propio que tenemos en sombra.
  • Feminismos: Para nosotros es importante intervenir desde los feminismos ya que ofrecen un marco teórico para que los hombres nos cuestionemos el lugar de poder que tenemos en la sociedad, en el trabajo, en las relaciones y en la sexualidad.
  • Desde lo personal: Nos interesa especialmente que podamos hablar de las vivencias personales ya que la manera en la que los hombres ponemos en práctica nuestra masculinidad es cambiante en función de cada persona y del momento vital.
  • Respeto a los procesos personales: A la hora de acompañar el grupo mostramos respeto a los procesos personales de cada participante. Nuestro rol es promover que los participantes se den cuenta de cómo hacen para poder responsabilizarse. Nuestro papel es promover el cambio, no forzarlo.

Acompañan: Enrique Calvo y Andrés Molina

Dolor crónico

Grupo terapéutico y espacio de encuentro

Las personas con dolor crónico saben muy bien lo difícil que en ocasiones resulta realizar las cosas sencillas de la vida cotidiana y poder disfrutar de ellas. Aprender a vivir con dolor crónico es un camino que estas personas han de emprender en algún momento para poder aumentar su calidad de vida y su bienestar.

Este camino, como cualquier camino por un entorno natural, tiene pendientes para las que hace falta tener un buen apoyo, recodos que no nos dejan ver qué viene después, bifurcaciones en las que hay que tomar la decisión de continuar por un lado o por otro, buenas sombras en las que pararse a descansar, zonas llanas en las que poder disfrutar suavemente del paisaje, miradores con vistas a todo el camino recorrido y al lugar hacia el que vamos, así como un montón de hitos más.

Queremos ofrecer un Grupo Terapéutico desde la Psicología Humanista para acompañar a personas con dolor crónico en un tramo de su camino de aceptación y aprendizaje para una vida con mayor bienestar.

Será un grupo de entre 8 y 10 personas en el que poder tratar algunos temas fundamentales para la gestión emocional y que a la vez sirva como espacio para compartir experiencias, sentir el apoyo y la calidez de personas en situaciones similares y aprender cómo poder enfrentar momentos personales de tristeza, miedo y enfado sin caer en el difícil camino de la ansiedad y la depresión.

Dinamiza: Marian Sánchez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad